Partido Comunista inicia congreso para renovar dirigentes — China

Marco Green
October 22, 2017

El cónclave llega en un momento sensible por la acumulación de retos tanto internos como externos del gigante asiático, pero será previsiblemente analizado en torno a la figura ubicua de su presidente, Xi Jinping. La casuística sienta que la confección del último, el timón gubernamental, ya se cerró en las semanas anteriores. El XIX Congreso Nacional del PCCh inyectará más energía en el futuro desarrollo chino. Cambian las circunstancias, pero se mantiene el partido sin que se atisbe un relevo. Sin embargo, para muchos expertos, la continuidad de Xi puede jugar en detrimento de los inversores y compañías extranjeras.

La prensa oficial se ha esforzado en las últimas semanas en subrayar los desastres causados por lo que llaman sistemas democráticos multipartidistas "de confrontación", en contraste con su armoniosa "democracia de consenso". También exigió disciplina y trabajo a sus camaradas para responder a las incertidumbres y enfatizó los éxitos del sistema político propio.

Hoy en día resulta difícil encontrar en alguna biblioteca uno de esos manuales elaborados por el Partido Comunista de Cuba en que tachaba al maoísmo de " corriente contrarrevolucionaria". Pero Xi no ha dado indicios de haber elegido a un sucesor.

Las formas enfatizan los nuevos tiempos.

Aidan Yao, economista senior del mercado emergente de Asia en AXA Investment Managers, señala que el gobierno ha hecho que la divisa china esté basada más en el mercado y ahora permite a los extranjeros invertir en el mercado bursátil local. Xi empleó 65 hojas y tres horas y media, un síntoma de su querencia por los focos.

LEE: UE y China defienden el acuerdo de París previendo salida de EE.UU.

Scott Kennedy, experto del Centro de Estudios Internacionales Estratégicos, otorga una aprobación alta a los primeros cinco años del gobierno de Xi, una calificación muy superior a la de Hu. Es la respuesta causal de una civilización que ya no tiene capacidad adaptiva para solucionar los grandes problemas de la humanidad. No parece la agenda del que otea su jubilación a pesar de que Wang, cuya campaña contra la corrupción ha limpiado el horizonte de adversarios a Xi, ha cumplido ya 69 años.

Xi Jinping dijo que "es necesario" poner en marcha en todos los sectores un sistema de listas negativas (en las que se estipula con claridad las zonas de la economía vetadas al exterior) en el acceso al mercado chino, "respaldar el desarrollo de las empresas no públicas" y activar "a los agentes del mercado". Para el 2050, China será "un gran país socialista".

"Xi está buscando su tercer mandato". La batalla global por los corazones y cabezas ("hearts and minds") de la especie trasciende, en consecuencia, el monopolio ideológico dogmático (Fukuyama, Huntington) de la narrativa occidental, en busca de un nuevo proyecto civilizatorio global. La pregunta es si los rivales políticos serán capaces de vencerle tras las bambalinas.

Tal apertura y transparencia demuestran la confianza del PCCh en su certero camino y en la construcción del socialismo con características chinas. Incluso si Xi no consigue su mandato extra, no le costará llenar el Comité Permanente de acólitos para reinar desde la sombra. Xi ha prometido aprovecharla para ayudar a sacar partes rurales del país de la pobreza. El término fue acuñado en la apertura para definir a los líderes de autoridad incuestionable.

También se espera que se canalicen grandes sumas al plan de Xi Jinping para la creación de carreteras, puertos y otra infraestructura a lo largo de la histórica "ruta de seda" a lo largo de Asia, Europa y África. El mandatario destacó en esa tribuna la presencia de los gobernantes que lo antecedieron: Jiang Zemin y Hu Jintao, lo que dio una imagen de unidad ante los rumores de que el actual presidente ha acumulado mucho más poder que ellos y no toma en cuenta sus opiniones para gobernar.

Other reports by Click Lancashire

Discuss This Article

FOLLOW OUR NEWSPAPER